10 septiembre 2009

¿Seré quesoadicto?

Dicen que el primer paso para enfrentarse a una dependencia es reconocerla. Pues bien.. ahí va...
SOY QUESOADICTO

Y es que con el rollo del colesterol me ha costado un huevo dejar de comer queso. Bueno, dejarlo del todo lo que se dice dejarlo no.... pero he rebajado la cantidad ingerida de una forma radical. Y es que antes tomaba queso a todas horas. Ya se sabe... mientras haces de comer siempre entran ganas de picar un algo.

Pero, para muestra de hasta donde llega este vicio, os diré los quesos que tengo en la nevera:
Un cabrales de Tielve (se te saltan las lágrimas de lo rico que está), un "Tres Leches" (todo un descubrimiento en mi última visita a Picos), "Los Caserinos" (ahumado) y el "Guayau", todos ellos de Asturias.
Además tengo un "Flor de Aspe" de Huesca, un "Palo Santo" y un "nomeacuerdodelnombre" de Galicia, un trozo de Gouda.... Ah, y 2 queso frescos distintos para la ensalada.

Total, 10 quesos (11 si contamos los quesitos). Joer....

PD: No entiendo por qué, pero me acaban de entrar unas ganas locas de meter un ataque frontal al Cabrales...
PD2: Noooo.. resiste compañeiro. La abstinencia te hará más fuerte!
PD3: Al carajo!!! A por el Cabrales que voy. ¿Tendré sidra para acompañar?

2 comentarios:

Zorro de Segovia dijo...

hombre, yo tuve un tiempo en el que era adicto a las mozas y no tenía 11 en la nevera, así que lo tuyo no tiene remedio.

Coyotepisapraos dijo...

Es que si las hubieras tenido en la nevera sería la bomba